• Dra Ivana De Aguiar

Microchips para tu Mascota

Actualizado: 20 de may de 2020

Nada es demasiado para proteger a los reyes peludos de la casa y es importante conocer las mejores tecnologías a nuestro alcance para cuidarlo de la mejor manera posible.



En 2009 Tim y Patricia Austin, un matrimonio inglés, perdieron a su gato de 4 años.


Empapelaron el pueblo donde vivían con carteles de se busca y preguntaron a sus vecinos, pero después de días sin ninguna noticia comenzaron a temer lo peor. Cuál fue su sorpresa al recibir una llamada telefónica desde el País Vasco, en España, para decirles que habían encontrado a su minino a bordo del crucero de lujo Pride of Bilbao.


Sandy se había refugiado del frío en el motor de un coche, el cual luego fue traslado al barco para ser llevado a España. Uno de los marineros lo encontró en las bodegas y cuando el veterinario del crucero lo examinó, encontró un microchip que le informó la procedencia del minino: sus dueños eran Tim y Patricia Austin de Hampshire, Gran Bretaña. De esa forma prepararon su viaje de regreso.


El gato polizón, Sandy, disfrutó de salmón crudo y leche tibia mientras descansaba en uno de los camarotes. Recorrió más de mil kilómetros. Recibió mimos de toda la tripulación, incluso del mismísimo capitán. Y luego de ser examinado de vuelta en Inglaterra, pudo volver con sus dueños, sano y salvo.

Tim y Patricia luego declararon que estaban muy agradecidos por haberle colocado el microchip a Sandy pues de lo contrario jamás lo hubieran podido encontrar y esta aventura no tendría un final feliz.


Los gatos son animales territoriales y establecen varios campos de espacios para movilizarse y realizar distintas actividades, por eso es tan común que recorran los alrededores de su casa e incluso atraviesan grandes distancias. Son curiosos, aventureros y cazadores solitarios.


En vez de impedir que tu gato salga, lo ideal es que le permitas explorar los alrededores, recuerda que es parte de su instinto y representa parte de su bienestar, pero siempre manteniéndolo protegido. Por eso lo más recomendable es identificarlo de la mejor manera posible.


Una placa con su nombre y número de contactos es buena idea para comenzar, pero un microchip es infalible. Las placas se desgastan y se pierden.


Los microchip son un sistema electrónico que permite identificar animales almacenando información a través de códigos únicos, como su lugar de residencia, dueños y medios de contacto.


El microchip está cubierto por una membrana de vidrio suave que es biocompatible, hipoalergénica y tan pequeña como un grano de arroz. Se coloca una sola vez y la información permanece registrada en la base de datos de la localidad.


Todas las ciudades autónomas tienen un registro de animales con la información de los microchips. Si en tu localidad no hay ninguno, puedes apegarte a la más cercana.


Un microchip es como el documento

de identidad de tu mascota.


La edad ideal para colocar el microchip es alrededor de los 2 meses de edad. Sin embargo, colocarla en otro momento no presentará complicaciones médicas de ningún tipo. Son subcutáneos y se localizan en la parte de la nuca. Es un proceso sencillo y no requiere preparación previa pero eso sí, debe ser insertado por un profesional veterinario.


Siempre lo más recomendable es acudir a tu veterinario de confianza para que pueda guiarte en la mejor forma de cuidar a tu consentido peludo.


Puedes comunicarte con nosotros para consultarnos sobre la obtención e implantación de microchips. Recuerda la aventura de Tim y Patricia con su gato polizonte Sandy. Su gato pudo ir a otro país y regresar, sólo gracias a la ayuda del microchip.

25 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo